Lento y tardío cierre del Agujero de Ozono Antártico 2020

Comparte con tus amigos

Pese a la tendencia de recuperación de la capa de ozono a través de los años, gran sorpresa nos dio el desarrollo del Agujero de Ozono durante la temporada de 2020, ya que además de su récord registrado en tamaño y profundidad, se sumó su pausado y retardado cierre. Los invito a conocer más acerca de las novedades que dejó este fenómeno en esta nueva publicación.

Como te contamos en una publicación anterior,  el Agujero de Ozono del año 2020 (AO-2020) nos sorprendió con su gran extensión y profundidad, alcanzando valores históricos desde que se tienen registros. Observen la siguiente animación, en esta se muestra un corte vertical de la atmósfera y destaca el importante y característico adelgazamiento de la capa de ozono sobre el continente antártico (representado en color café claro). Los tonos azules indican menores cantidades de ozono, mientras que los amarillos y rojos una mayor concentración de ozono.

 

Si bien al momento de la publicación de comienzos de diciembre del año pasado el proceso de cierre del agujero ya había comenzado, no se tenía certeza de cuándo se cumpliría la finalización del ciclo, sin embargo, al día de hoy -con su ciclo terminado- les podemos contar que su cierre fue bastante lento y tardío en relación a lo que se acostumbra, permitiendo que -además de extenso y profundo- sea uno de los agujeros más persistentes. Normalmente el cierre total se produce los primeros días de diciembre, lo que esta vez estuvo lejos de ocurrir, ya que según el Servicio de Monitoreo Atmosférico Copernicus (CAMS, por sus siglas en inglés), el cierre total ocurrió el día 28 de diciembre.

La explicación para esta histórica temporada radica en el intenso, estable y frío Vórtice Polar -ese cinturón de vientos del oeste en altura que circula alrededor del polo-, que impidió la mezcla de ozono con latitudes más bajas. A esto, se le suma las bajas temperaturas en la estratósfera (entre unos 10 a 50 km de altura), que superaron el umbral de 195 K (unos -78°C, bastante frío ¿no?), favoreciendo la formación de Nubes Estratosféricas Polares (NEPs), causantes de la destrucción química del ozono. Por lo anterior, es que durante el 2020 se observó una extensa área con cerca de 30 millones de km2 en julio y valores que pasaron a ser históricos para la época entre octubre y noviembre.

“Las dos últimas temporadas de agujeros de ozono demuestran la variabilidad de un año a otro del agujero de ozono y mejoran nuestra comprensión de los factores responsables de su formación, extensión y gravedad”.

Fueron las palabras de la directora de la División de Investigación sobre el Medio Ambiente Atmosférico de la OMM. Oksana Tarasova, dando cuenta de la importancia de monitorear la evolución del agujero año tras año.

Dejamos una animación en la que se visualiza en 3D el desarrollo del AO-2020 sobre el continente blanco desde el 24 de agosto hasta el 31 de diciembre. Los colores rojizos son indicativo de mayor concentración de ozono.

 

Increíbles imágenes, ¿verdad? Actualmente, los valores de ozono están en torno a lo normal para la época, con registros que van entre 270 y 300 UD. La temperatura de la capa de ozono sobre la Antártica está cerca del peak de verano y está muy por encima del umbral de -78 °C para la formación de NEPs en todas las zonas de la capa de ozono. 

Gracias al gran desarrollo de la ciencia y la tecnología hoy podemos comprender de mejor manera este tipo de fenómenos que se producen en nuestra atmósfera, y que siempre nos traerán más de alguna sorpresa.

 

Escrito por: Juan CrespoEditores: Solángela Sánchez/Manuel Olivares.

 

 

Referencias

https://public.wmo.int/en/media/news/record-breaking-2020-ozone-hole-closes

https://legacy.bas.ac.uk/met/jds/ozone/index.html

https://atmosphere.copernicus.eu/monitoring-ozone-layer

Juan Crespo

Meteorólogo perteneciente a la oficina de Servicios Climatológicos de la Dirección Meteorológica de Chile.

You may also like...

1 Response

  1. rene garreaud dijo:

    Super interesante Juan, gracias por compartir (y la animación de Copernicus es hipnótica).
    El super vortice polar de primavera finalmente descendió hasta a la troposfera baja y mantuvo el SAM>0 en DEFM…con la consiguiente sequía en Nor Patagonia.
    Rene Garreaud, UCh

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *