2020: ¿Un nuevo año de Megasequía?

Comparte con tus amigos

No nos gusta ser los portadores de las malas noticias, pero la realidad climática nos podría jugar una mala pasada este año (nuevamente). Cada vez aumenta más la probabilidad de que el 2020 sea un año seco en Chile Central y también en la Zona Sur del país, ¡vaya novedad! ¿no?.

Un detallado análisis de las condiciones históricas, actuales y futuras nos comienza a alertar sobre lo que puede suceder este año. En ese sentido, al menos cuatro factores estarían configurando un año más seco de lo normal en gran parte del país, tal como se aprecia en el siguiente resumen:

Veamos en detalle cada uno de estos factores:

1) Un mal comienzo

En febrero pasado, el equipo de Pronóstico Estacional emitió una edición especial del boletín mensual de pronóstico, indicando que existían altas probabilidades de que el primer semestre de 2020 sería más seco de lo normal. Hasta el momento, esa proyección se ha cumplido y los déficit acumulados de precipitación hasta el 31 de Mayo oscilan entre 50 y 98% entre la Región de Valparaíso y la Región de La Araucanía (puedes ver el reporte diario aquí).

Si bien todavía es temprano para sacar conclusiones para el resto del invierno, un inicio de año tan seco como el actual ha sido un mal augurio para la mayoría de los años que se han iniciado de esa forma. ¿Qué significa esto? Que si uno analiza todos los años que han iniciado con lluvias por debajo de lo normal al 31 de Mayo, la mayoría no pueden remontar durante el invierno y la primavera.

Y aunque pocas, hay excepciones. En ciudades como Santiago o Temuco, cerca de un 30% de los años que empezaron secos escaparon de dicha tendencia y finalizaron el año con lluvias acumuladas dentro del rango aceptable o incluso más (*1). Sin embago, parecen ser casos excepcionales y con ayudas notorias. Por ejemplo, en Santiago, el año 1987 comenzó conn déficit hasta el 31 de mayo y terminó siendo uno altamente lluvioso (con 712 mm) gracias al gran empujón que implicó un importante evento de El Niño. ¿Tendremos ese salvavidas este 2020? Más abajo te contamos.

Puedes ver nuestra cápsula sobre este seco inicio de año haciendo clic aquí.

2) Pronóstico Estacional

El último pronóstico estacional, emitido por la DMC, indica una alta probabilidad de que el trimestre de invierno (junio-julio-agosto) registre una situación deficitaria en cuanto a lluvias. Esto no significa que no va a llover, pero registraremos – nuevamente – un invierno con precipitaciones bajo los rangos normales para la época. Por ejemplo, en Valparaíso, implica que caerán menos de 166 mm, mientras que en Santiago menos de 139 mm. En Curicó, que también está registrando a la fecha una fuerte sequía, lloverán menos de 298 mm y en Concepción 447 mm.

Pronóstico Estacional de Consenso de la DMC para JJA. Para ver más detalles, ingresar al porta Climatología en la sección pronóstico subestacional y estacional (https://climatologia.meteochile.gob.cl/)

3) Un trimestre que aporta mucha agua

En prácticamente todo Chile (exceto en el Altiplano) el periodo comprendido entre junio y agosto es cuando se registran las mayores precipitaciones. Los temporales, los sistemas frontales y otros fenómenos más hacen su arribo a nuestro país con una frecuencia e intensidad muy importante en esta época del año. A nivel climatológico, la precipitación que cae en estos tres meses equivale a un 67% del total anual en Santiago y a cerca de un 41% en Temuco del total anual.

Tal como lo indica nuestro pronóstico estacional, existe una alta probabilidad de que la lluvia acumulada los próximos tres meses sea inferior a lo normal, dando un duro golpe al trimestre más húmedo del año. Por ejemplo, en Santiago, llueven cerca de 210 mm en promedio en este trimestre y en Temuco 480 mm. Una situación más seca de lo normal nos puede dejar, en el mejor de los casos, con un 60% del acumulado normal.

Precipitación normal climatológica mensual (curva verde con puntos) y acumulado mensual en 2020 (barra verde), para Santiago (izquierda) y Temuco (derecha).

4) La Niña acecha en el Pacífico

Como si las cosas no se pudieran poner peor, durante el segundo semestre de 2020 podríamos observar la llegada del fenómeno de La Niña. Por ahora, el Pacífico está en condiciones neutrales (es decir, ausencia tanto de El Niño y La Niña), pero bajo la superficie del mar, aguas más frías de lo normal se escabuyen en el Pacífico Ecuatorial y, muy pronto, comenzarán a aflorar a superficie. Los modelos de pronóstico, altamente utilizados para predecir el comportamiento de este enfriamiento, cada vez le dan más chances a La Niña de aquí a fin de año. Para este invierno la probabilidad de La Niña sigue siendo pequeña (de un 25%), pero aumenta notoriamente para el último trimestre del año, alcanzando un 44% versus un 45% de la condición neutral. ¿El Niño? No aparecerá.

Probabilidades de El Niño (rojo), La Niña (azul) y Neutro (gris) según proyección EARLY de IRI-Columbia del mes de Mayo de 2020.

Sin embargo, incluso si este fenómeno no es declarado oficialmente, la evolución hacia condiciónes tipo La Niña no son un buena señal para las lluvias invernales y tampoco de primavera. Estos años tienden a estar dominados por un anticiclón subtropical más intenso de lo usual, lo que produce condiciones muy estables y poca lluvia en Chile Central y Sur. Los sistemas frontales son desplazados hacia las regiones australes del país, volviéndo estas zonas más lluviosas de lo normal.

*Disclaimer*

Esta proyección de un 2020 más seco de lo usual está basada en un análisis de situaciones pasadas, presentes y futuras. Como todo análisis, existen los famosos “outliers” o datos escapados, que no se comportan como uno esperaría. Eso es poco recurrente pero sucede, puesto que la atmósfera es altamente caótica y puede traernos sorpresas. En particular, la naturaleza de los eventos de lluvia pueden sorprender en ciertos momentos y ser más intensas de lo usual. Tampoco implica que no va a llover. Seguirá lloviendo y tendremos eventos de precipitación importantes con las clásicas consecuencias que apreciamos cada inviero, incluso en uno seco.

Como conclusión, todo parece indicar que este 2020 podría ser seco en gran parte de Chile Central y también en la Zona Sur del país, de acuerdo a los aspectos históricos, actuales y futuros analizados. Esto es una mala noticia, puesto que si todo sigue como se pronostica, sumaríamos el doceavo año consecutivo con déficit de precipitación y sin vislumbrar aún ningún tipo de recuperación en la precipitación.

Escrito por: José Vicencio. Editor: Diego Campos. Figuras: José Vicencio.

Más información

  • Puedes monitorear diariamente la actualización de los acumulados de precipitación a la fecha, así como el déficit o superávit en nuestro boletín diario aquí.
  • Mensualmente, monitoreamos el comportamiento de la sequía meteorológica a través del IPE. Revisa en www.meteochile.gob.cl, en la pestaña Climatología y el submenú “Monitoreo de Sequía Meteorológica”.
  • Revisa el pronóstico subestacional y estacional, para conocer las proyecciones para Junio 2020 y los próximos tres meses.
  • En el portal de servicios climáticos, puedes obtener la comparación de las lluvias de este año versus la climatología, en forma de tablas y gráficos para diferentes ciudades haciendo clíc aquí.
  • (*1) Análisis realizado para diferentes estaciones a lo largo de Chile con datos mensuales de precipitación entre 1971 y 2019.

José Vicencio

Meteorólogo, perteneciente a la Oficina de Servicios Climatológicos de la Dirección Meteorológica de Chile. Revisa mis publicaciones aquí .

You may also like...

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *