Aplanando la curva

Comparte con tus amigos

Al igual que los servicios de salud, que suman los casos del COVID-19 para llevar las estadísticas y conocer cómo evoluciona la pandemia, los meteorólogos hacemos algo parecido con la precipitación, con la finalidad de conocer cuánto y cómo llueve durante un día, mes o año.

La forma en cómo llueve determina el impacto que las lluvias tendrán sobre los sistemas ecológicos, fluviales, viales y humanos, pudiendo en muchos casos generar una serie de daños que pueden tardar años en ser reparados. Algo parecido ocurre con la propagación del COVID-19, que dependiendo de la velocidad con que crezca el número de  contagios, las consecuencias pueden ser mayores o menores.

La siguiente figura muestra la precipitación acumulada durante el año en la ciudad de Santiago. Entonces se puede ver cómo las líneas parten en cero el 01 de enero y terminan en la cantidad de lluvia que cayó a lo largo del año. Sin embargo, agregamos otra información. La figura además compara esta acumulación a lo largo de distintas décadas. Esto permite ver qué décadas fueron más o menos lluviosas y en qué época del año comenzó a llover. Muy bonito.

En prácticamente todas las décadas se destaca el crecimiento de la precipitación entre los meses de mayo y septiembre y cómo la curva es más plana en los meses estivales. Ahora, también se pueden ver ciertas décadas en que la curva es más plana, como la década 1961-1970 y 2011-2019.

Y es esta última década la que más nos llama la atención, este período que se ha denominado Mega-Sequía, ha mostrado un marcado cambio en el régimen de precipitaciones en Santiago, no sólo en el acumulado muy por debajo de las otras décadas, sino también en la forma cómo llueve durante el año. El período de lluvias se ha reducido algunas semanas y la pendiente de crecimiento es menos pronunciada (pueden revisar esto con mayor profundidad aquí). En otras palabras: se ha aplanado la curva.

¿Y qué tiene que ver esto con el COVID-19?

Climáticamente: nada. Y si bien la Mega-Sequía ha traído consecuencias mayormente negativas en la zona central, sería bueno que la curva de contagiados por COVID-19 se parezca a la curva de la Megasequía. Por eso te recomendamos mantenerte en casa y practicar distanciamiento social, aprovechando de visitar www.meteochile.cl y todas nuestras redes sociales y revisar las publicaciones y productos que estamos publicando para ti.

 

Escrito por: Ricardo Vásquez. Editado por: Diego Campos

Ricardo Vasquez

Meteorólogo, perteneciente a la Oficina de Cambio Climático de la Dirección Meteorológica de Chile.

You may also like...

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *