La inusual situación de ozono estratosférico en el Polo Norte

Comparte con tus amigos

Curiosidad causó la noticia de un avión en Europa que demoró casi dos horas menos de lo habitual en realizar su trayecto entre Nueva York y Londres. ¿La explicación? tiene que ver con el inusual comportamiento atmosférico que está ocurriendo durante el invierno en el Hemisferio Norte.

Este invierno ha sorprendido a los habitantes del lado Norte del planeta con un aumento en el número e intensidad de tormentas registradas, tanto así que la madrugada del domingo 9 de febrero de 2020 un avión que salió de Nueva York con destino Londres, aprovechó un gran sistema frontal en el medio del Atlántico y su corriente en chorro en altura para aumentar su velocidad hasta poco mas de 1.300 km/h, ¡superando la velocidad del sonido!.

Pero curiosidades incluso más inusuales están ocurriendo en niveles mucho mas altos de la atmósfera. Según se observa en la imagen de la izquierda, un intenso y simétrico vórtice polar (aquella zona de vientos intensos en altura) está produciendo una especie de barrera entre el aire de latitudes medias y el aire Polar. Esta separación del aire tiene a separar, también, el aire con más ozono en latitudes medias (en tonos amarillos-anaranjado) de aire con menos ozono en el Polo (colores azulados).

 

De seguro que al leer estos términos se les viene a la mente “El Agujero de Ozono”, tema que hemos tratado un par de veces en artículos de MeteochileBlog. El proceso del agujero del ozono ocurre en en el Hemisferio Sur debido a factores dinámicos especiales de nuestro Hemisferio y que no ocurren en el Hemisferio Norte con frecuencia, ¿Cómo sabemos esto? Gracias a las mediciones diarias de ozono, podemos conocer cuán profunda es la capa protectora de la radiación UV. Cuando la cantidad de ozono es menor a 220 Unidades Dobson (DU, por sus siglas en inglés) se ha definido que estamos ante la presencia de un agujero. Por ejemplo, en la figura de abajo, el año pasado (2019) los valores mínimos de ozono estuvieron por debajo del umbral (línea negra) en el Hemisferio Sur. Pero en el Hemisferio Norte, generalmente no se baja del umbral (**), excepto por los anormales acontecimientos que están sucediendo en las últimas semanas en donde durante varios días se ha apreciado la aparición de un agujero de ozono.

Las gráficas inferiores contienen el promedio del mínimo de ozono al nivel de 50 hPa para el Hemisferio Sur (izquierda) y el Hemisferio Norte (derecha), La línea de color amarillo corresponde al período desde julio de 2019 a febrero 2020, la línea gris corresponde al valor climatológico y la línea negra al valor umbral que define el agujero de ozono. Las imágenes pequeñas del planeta corresponden al momento en que se registraron valores bajos de ozono en ambos hemisferios. Los colores azules indican la zona con valores por debajo las 220 DU.

Por otro lado, las temperaturas en la estratosfera también han tenido un comportamiento extraño los últimos meses, tendiendo a estar mucho más fría de lo normal, incluso llegando a valores históricamente fríos. Este año, las temperaturas en la estratosfera del Polo Norte han descendido al valor umbral de formación de Nubes Estratosféricas polares (NEPs) -principales causantes de la destrucción del ozono- del Tipo 2, por lo que en los próximos días se podría traducir en una nueva disminución en los valores de columna de ozono. También es interesante notar en esta imagen que el Polo Sur es mucho más frío que el Polo Norte, por lo que la destrucción de ozono siempre será aún más intensa de este lado del planeta.

Estas condiciones se asemejan a lo ocurrido en años como el 2011, donde el Agujero de Ozono hizo su aparición en el Hemisferio Norte y llamó la atención de la comunidad científica. Ahora nos queda la interrogante ¿continuarán disminuyendo los valores de Ozono en el Ártico durante los próximos días? Todo apunta a que dependerá fuertemente del comportamiento del vórtice polar y su intensidad.

 

Escrito por: Juan CrespoEditor: José Vicencio.

 

(**) Con excepción de algunos años como el 2011, 2016 y 2018 que contaron con Agujero de Ozono pero de muy corta duración y de muy poca intensidad.

Referencias

  • NASA – GSFC: https://ozonewatch.gsfc.nasa.gov/SH.html
  • Earth null school: https://earth.nullschool.net/

Juan Crespo

Meteorólogo perteneciente a la oficina de Servicios Climatológicos de la Dirección Meteorológica de Chile.

You may also like...

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *