Primavera 2019: Qué esperar de las lluvias y las heladas según el pronóstico estacional

Comparte con tus amigos

Truenos, relámpagos y granizos. Después de un mes de agosto estrepitosamente seco, volvieron algunas precipitaciones a Chile Central y Sur las últimas semanas, recordándonos que el periodo de lluvias aún no se termina. ¿Se volverán a repetir las lluvias el resto de la Primavera?. Muy probablemente sí, aunque siempre dentro de los rangos normales a bajo lo normal en gran parte del país, sumando además una alta posibilidad de más heladas de lo usual desde Curicó al sur.

El pronóstico de Primavera

De acuerdo al pronóstico estacional de consenso de la Dirección Meteorológica de Chile, hay dos aspectos importantes a considerar en esta Primavera: por un lado, condiciones normales a más secas de lo normal predominarían en gran parte del país entre la Región de Valparaíso y la Región de Los Lagos. Sin embargo, este pronóstico posee una mayor incertidumbre que los pronósticos emitidos, por ejemplo, para el Otoño e Invierno 2019. Tal como se puede ver en la figura, condiciones mixtas de pronóstico predominan en gran parte del país (lineas amarillas o verdes), lo que implica que los modelos de pronóstico utilizados no se pusieron demasiado de acuerdo en si predominará una condición seca absoluta o normal absoluta.

De lo que sí tenemos mayor seguridad en el pronóstico, es que la categoría lluviosa no se presentaría ni en el centro ni en el sur de Chile, sólo en la Región de Aysén y sector norte de Magallanes podrían registrar una primavera más húmeda de lo habitual. ¿Qué significa esto en términos de precipitación acumulada?.

Lo normal es que una ciudad como Santiago, la lluvia acumulada de la primavera oscile entre 24 y 53 mm. Nuestro pronóstico de primavera implica, entonces, que debería llover menos de 53 mm en la capital durante todo el trimestre septiembre-octubre-noviembre. Por supuesto, no sabemos cómo estará distribuida la precipitación: pocos eventos, pero intensos; o muchos y débiles.

En el caso de la ciudad de Temuco, lo normal de lluvias acumuladas en primavera oscila entre 193 y 279 mm y esperaríamos, entonces, menos de 279 acumulados al final de la primavera. 

Figura adaptada del pronóstico estacional. Los valores indicados indican la máxima cantidad de lluvia (si el símbolo es <) o el mínimo esperado (si el símbolo es >) para el trimestre de Primavera, según climatología 1982-2011.

Ciudades como Coyhaique, Balmaceda y Puerto Natales, registrarían una Primavera normal a más lluviosa de lo normal, con el paso más frecuente de depresiones y sistemas frontales por la zona.

Heladas: Atentos los agricultores!

Los agricultores lo saben. Una helada en septiembre y octubre puede ser devastadora. Nuestro pronóstico de temperaturas mínimas indica una alta chance de temperaturas matinales bajo el rango normal en prácticamente todo el valle central y sur, lo que implicaría con alta probabilidad un mayor número de heladas respecto a lo normal para estas fechas. Por ejemplo, en la ciudad de Curicó, siempre que la mínima media de un trimestre de primavera fue bajo lo normal, el número de heladas osciló entre 2 y 7, tal como se ve en la figura en el lado izquierdo coloreado con magenta. Las probabilidades de registrar 0 o 1 heladas es prácticamente nula, según el historial de más de 60 años de datos de dicha ciudad.

Cada punto representa el número de heladas registrado en Primavera (eje vertical) y la mínima media de esa misma estación del año  (eje horizontal), considerando datos de 1950 a 2018 en Curicó.

Esta fuerte relación se mantiene y se robustece mientras más al sur nos vayamos, lo que implica que en una ciudad como Temuco, por ejemplo, deberíamos registrar más de 5 heladas en total durante esta primavera.

Cabe recordar que el pronóstico estacional se realiza mediante la calibración y validación de diferentes modelos de pronóstico, tanto estadísticos como dinámicos, que consideran la circulación atmosférica y temperatura superficial del mar. Esto incluye la variabilidad de fenómenos como El Niño y Oscilación Antártica, entre otros, pero excluye fenómenos predecibles sólo en una escala de tiempo menor, como por ejemplo, el calentamiento estratrosférico súbito en la atmósfera polar.

En resumen, la Primavera se viene con altas posibilidades de más heladas de lo normal entre las Regiones del Maule y Magallanes, además de condiciones normales a secas en el centro y sur del país. Fenómenos como tormentas, granizos y vientos no pueden ser pronosticados con tanta antelación, pero como siempre, esta época de transición entre Invierno y Verano nos trae sorpresas. ¡Atentos al pronóstico de corto plazo que pueden encontrar en nuestro sitio web!

 

Escrito por: José Vicencio, Catalina Cortés y Diego Campos. Periodista: Paz Galindo.

José Vicencio

Meteorólogo, perteneciente a la Oficina de Servicios Climatológicos de la Dirección Meteorológica de Chile. Revisa mis publicaciones aquí .

You may also like...

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *