Siguiendo las Pistas del Trópico. Breaking News: ¡El Niño se ha ido!

Comparte con tus amigos

Así es amigos, ayer la NOAA ha comunicado que el evento de El Niño 2019 llegó a su fin, dando paso a una etapa conocida como la fase Neutra o Neutral, lo que implica ausencia de El Niño y también de La Niña. Este anuncio coincide con lo emitido por BOM-Australia hace un mes y que  se discutió en la reunión de pronóstico estacional del mes de junio.

A comienzos de este año, les contábamos que El Niño había sido declarado exactamente el 14 de febrero. Sin embargo, para los diferentes centros internacionales y sus proyecciones, el pronóstico no era muy alentador.  Por una parte se pronosticaba una magnitud débil y además de corta duración, no extendiéndose más allá de un par de meses.

Y así fue, las proyecciones estaban en lo correcto, las temperaturas de la superficie del mar (TSM) en el Océano Pacífico ecuatorial no fueron lo suficientemente intensas (bordearon, como máximo, 1°C de anomalía) y mantuvieron a este evento de El Niño en la categoría débil entre febrero y julio.

Fuente de imagen: CIIFEN.

El ocaso de El Niño 2019 comenzó a gestarse hace casi dos meses atrás, cuando la TSM, particularmente en la región 3.4 (zona de monitoreo de El Niño), ubicada en el Pacífico Central mostró un fuerte enfriamiento, que no logró revertirse con la última onda oceánica Kelvin de mediados de junio. Al mismo tiempo, anomalías de aguas más frías comenzaron a aparecer por debajo de la superficie, dándole más fuerza al declive de El Niño 2019 y que, tal como se ve en la figura de arriba, ya está comenzando a dominar el panorama del Pacífico Oriental.

Por otro lado, la componente atmosférica de este evento, relacionada con un debilitamiento de los vientos del este (o una intensificación de los oestes), así como también el aumento de la convección en el Pacífico central y la clásica disminución de la presión en este mismo sector, reaccionaron más bien en forma intermitente y aislada entre febrero y julio, habiendo meses en que se observaba -por ejemplo- un debilitamiento de los alisios y una mayor convección cercana al Pacífico central, pero no una disminución de la presión. Mientras que, cuando las TSM se volvieron más frías, el IOS (Índice asociado a la presión) alcanzó valores más negativos, los que típicamente están asociados a El Niño.  

¿Y qué pasará con las lluvias? Históricamente la primavera se vuelve más lluviosa con condiciones de El Niño, particularmente entre Biobío y Los Lagos. Que El Niño haya desaparecido y ahora estemos en condiciones neutras hace que aumente la incertidumbre para los pronósticos de escala estacional de los próximos meses.

Por eso te invitamos a estar atento, y mantenerte informado del pronóstico climático para tu Región, disponible todos los meses en nuestro Boletín de Tendencias Climáticas… que no te pillen desprevenido! 

 

Escrito por: Catalina Cortés

Catalina Cortes

Meteoróloga. Perteneciente a la oficina de Servicios Climatológicos de la Dirección Meteorológica de Chile.

You may also like...

1 Response

  1. 26/09/2019

    […] inicio del periodo de lluvias en Chile estuvo marcado por el breve y ligero episodio de El Niño en el Océano Pacífico Tropical. El pronóstico estacional emitido en febrero para marzo-abril-mayo no parecía considerar los […]

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *