Reporte de mitad de año: Camino al décimo invierno de mega-sequía

Comparte con tus amigos

“El viejo invierno ya no es lo que era”. No es un misterio que este año hemos registrado pocos eventos de precipitación en la zona central. De hecho, la lluvia acumulada en gran parte de las ciudades entre La Serena y Talca equivale a apenas un tercio de lo que deberíamos llevar, ¿qué está pasando? ¿cómo nos está afectando este nuevo año de sequía? ¿vamos por un décimo año de mega-sequía? Aquí, te presentamos algunas claves en este reporte de mitad de año.

Prácticamente no podemos recordar un invierno lluvioso en años recientes. Desde el año 2010, una sequía sin precedentes en los registros históricos golpea nuestro país (la gran mega-sequía, CR2), con especial fuerza en la zona central. Este 2019, la situación no ha cambiado demasiado. Nos queda solo un mes para terminar el trimestre climatológicamente más lluvioso del año (junio-julio-agosto) y los números, por ahora, no son buenos.

 

Santiago, Valparaíso y Curicó: En el top five del déficit de lluvia

Tal como lo indica la meteoróloga de la Sección de Climatología, Catalina Cortés, la zona central está registrando importantes déficit de lluvia. En el caso de Santiago, Valparaíso y Curicó (estaciones con registros climáticos largos) han entrado al top-five de los años con menos lluvia acumulada a la fecha.

Para entender mejor el contexto de este nuevo año seco, preparamos las siguientes figuras. En lineas grises presentamos la lluvia acumulada de cada año entre 1950 y 2018. En las líneas negras, pusimos el rango normal de precipitación y la precipitación “media” esperada a fines de cada mes. Para entender que tan seco vamos, dibujamos la lluvia acumulada este 2019 en color magenta ¿El resultado? De miedo.

Santiago no solo está muy por debajo de lo normal, con un déficit de 72% (equivalente a 170 mm menos de la media), si no que también está compitiendo con los otros años que han sido históricamente los más secos en Quinta Normal: 1968, 2015 y 1988. Esto significa que, al menos hasta la mitad del invierno, Santiago está registrando el cuarto año más seco a la fecha en 70 años de datos. En la misma figura, colocamos los años de la mega-sequía (2010-2018) y podemos ver que, incluso, vamos peor que los últimos años y solo nos gana el 2015, año que repuntó un poco durante la primavera.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Nota: Datos pueden sufrir modificaciones posteriores debido a control de calidad. Lluvia acumulada en curva magenta es hasta el 31 de julio, al igual que la comparación con otros años. Fuente datos: DMC. Figuras: Sección Climatología.

En el caso de Valparaíso, se vive una situación similar. Hasta la fecha deberíamos llevar cerca de 300 mm de lluvia acumulada, pero 2019 decepciona con apenas 78 mm, equivalente a un déficit de 72%. Comparado con otros años del registro histórico, la gráfica es muy similar a la de Santiago, puesto que la curva magenta (que representa como vamos este 2019) está muy cerca y pocos milímetros por arriba de otros años de extrema sequía (1968, 2015, 1988 y 1998) lo que significa que la ciudad está registrando el quinto invierno -a la fecha- más seco de los últimos 70 años.

Nota: Datos pueden sufrir modificaciones posteriores debido a control de calidad. Lluvia acumulada en curva magenta es hasta el 31 de julio, al igual que la comparación con otros años. Fuente datos: DMC. Figuras: Sección Climatología.

La ciudad que este año está siendo el epicentro de la sequía corresponde a Curicó, en la Región del Maule, que lleva acumulado apenas 132.2 mm y debería llevar… ¡460 mm! Esto equivale a un déficit de 71% a la fecha, lo que lo posiciona como el tercer año más seco desde 1950 y sólo unos milímetros por sobre las temibles sequías de 1998 y 1968 (curva marrón en la figura). 

Las ciudades ubicadas entre Chillán y Puerto Montt, si bien registran déficit de lluvia entorno al 30%, registraron eventos de lluvia de relativa importancia durante junio, permitiéndoles escapar del brutal invierno seco de la zona central pero aún así están registrando un déficit no menor. En el caso de La Serena, en la Región de Coquimbo, el déficit de 80% a la fecha equivale al 12° año más seco desde que hay registros (1950), lo que agrava la sequía que se está viviendo en la zona.

Tal como pueden ver, este año va muy lejos de lo normal en cuanto a lluvias, remarcando una sequía que parece no dar tregua sobre nuestro país. Además, la historia no es muy alentadora: cada vez que un invierno iba tan seco en esta época del año, remontarlo durante el segundo semestre es prácticamente imposible. Hay altas posibilidades de que el 2019 se convierta en el décimo año consecutivo de mega-sequía y, además, uno de los años con mayores déficit pluviométrico. ¿Se sumará este invierno a la mega-sequía?

 

Escrito por: José Vicencio. Datos, imágenes y figuras realizadas para la presentación mensual de pronóstico estacional del mes de Julio. Puedes revisar aquí en formato PDF.

(*) Nota: Todos los datos expuestos aquí son preliminares y pueden sufrir modificaciones posteriores debido a controles de calidad.

José Vicencio

Meteorólogo, perteneciente a la Oficina de Servicios Climatológicos de la Dirección Meteorológica de Chile. Revisa mis publicaciones aquí .

You may also like...

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *