Marzo: Récord de lluvias y montaña rusa en temperaturas

Comparte con tus amigos

Luego de meses de déficit de lluvias, la zona sur del país finalmente registró eventos importantes de precipitación asociado al paso de varias tormentas. En aproximadamente 8 días, las lluvias acumularon montos que para el mes de marzo son relevantes, además de registrarse fuertes vientos e incluso, algunos registros en video indican la formación de posibles tornados en las cercanías de Cunco y Puerto Montt.

En términos de agua caída, gran parte de las localidades entre la Región del Biobío y Los Lagos presentaron superávit de lluvias. Tal como se ve en la gráfica en colores verdes, los montos de lluvia normales del mes fueron superados con creces en casi todas las estaciones de monitoreo. El caso más extremo es Valdivia, que registró 215 mm (siendo lo normal solo 70), lo que equivale a un superávit de poco más de 200%. 

Este registro de lluvias no solo es importante por el superávit presentado, si no que también porque se convierte en el mes de marzo más lluvioso desde que hay registros en Valdivia (*1). El récord anterior correspondía 1993, cuando cayeron 195 mm en el mes.

Para la ciudad de Osorno, marzo de 2018 se convierte en el segundo marzo más lluvioso desde 1950 con 178 mm, solo detrás de 1993 que registró 267 mm. En Temuco, en tanto, durante marzo se acumularon 113 mm, quedando en el tercer puesto de los más lluviosos tras los 220 mm de 1956 y los 135 mm de 2002.

Montaña rusa: Del frío al calor

No sólo fue un mes de grandes lluvias. También, fue de altos y bajos en las temperaturas. En el caso de las máximas, en las ciudades entre la Región del Biobío y la Región de Los Lagos, se presentaron como una montaña rusa.

Esto se puede ver en la gráfica que sigue, donde en la línea negra se presentan las anomalías semanales de la temperatura máxima (promedio de 7 días) y, en el fondo del gráfico, los rangos de variación. Si la línea negra, que representa los promedios semanales, se encuentra en las áreas de colores rojos o celeste fuerte, significa que se han alcanzado anomalías muy importantes.

En el caso de Chillán, tal como se puede ver en la figura, las anomalías semanales de temperatura máxima registraron condiciones bastantes frías a mediados de mes, con un mínimo en la semana del 12 al 18 de marzo. De hecho, en términos relativos, esta corresponde a la semana más fría de lo que va del año.

Rápidamente, la condición varió hacia una situación totalmente opuesta con temperaturas semanales de casi 4°C sobre lo normal, alcanzando la categoría extremadamente cálida entre el 27 de marzo y el 2 de abril y superando las semanas anormalmente cálidas de finales de enero y mediados de febrero. Esta situación se repitió en Santiago, que registró la semana anómala más cálida del año (*2), también entre el 27 de marzo y el 2 de abril, alcanzando un promedio de temperatura máxima de 30.4°C y una anomalía de +5.1°C.

Nota (*1): Los datos mensuales fueron considerados desde 1950 a la fecha. En el caso de la ciudad de Valdivia, la información proviene de la estación meteorológica ubicada en el Aeródromo de Pichoy.

Nota (*2): Cuando hablamos de la semana anómala más cálida del año, se hace referencia a que la anomalía de la temperatura promedio de 7 días fue la más cálida, y no el promedio de temperatura. De manera natural los meses de verano registran las semanas más cálidas absolutas y en invierno, las semanas más frías absolutas. Al comparar las anomalías, eliminamos esa variación natural y podemos comparar en términos relativos cuando se produjo la semana más cálida o más fría.

José Vicencio

Meteorólogo, perteneciente a la Oficina de Servicios Climatológicos de la Dirección Meteorológica de Chile. Revisa mis publicaciones aquí .

You may also like...

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *