Verano 2018… ¿tan frío cómo lo percibiste?

Comparte con tus amigos

Los días de verano ya comienzan a quedar atrás, lo estamos notando, mañanas más frescas y días con menos luz anuncian la pronta llegada del otoño. Parece una sensación generalizada de que este verano fue mucho más benevolente o más frío que los anteriores en gran parte de nuestro país, ¿qué hay de cierto en esto? ¿hubo temperaturas más bajas o fue solo parte de nuestra a veces engañosa, sensación térmica?

Durante este verano (diciembre-enero-febrero) las temperaturas máximas promedio estuvieron sobre los valores normales en gran parte del país. Sin embargo, la única ciudad que registró un verano extremadamente cálido fue Curicó, tal como se puede ver en la figura de abajo. Por su parte Santiago estuvo a solo una décima de grado de entrar en la misma categoría, pero finalmente se posicionó en la condición moderadamente cálida al igual que las ciudades de Chillán, Temuco, Osorno y Puerto Montt. Solo la zona norte, en ciudades como Arica y Antofagasta se presentó una situación opuesta con condiciones moderadamente frías. Puedes revisar cómo hacemos esta categorización en este documento.

A nivel nacional (1), la temperatura máxima del verano entra en la categoría moderadamente cálida, diferenciándose levemente del año pasado en donde gran parte del país presentó condiciones extremas de calor. 

A pesar de este cambio de un verano extremo en 2017 a uno moderado en 2018, los periodos estivales de características extremas cálidas se están haciendo cada vez más recurrentes en nuestro país. Así lo demuestran los datos, que indican que desde el año 1961 a la fecha se han registrado 6 veranos extremadamente cálidos a nivel nacional, de los cuales 5 ocurrieron a comienzos del siglo XXI (2001 al 2018). Es más, 4 de estos 5 veranos extremos se registraron durante los últimos 10 años.

Al comparar finales del siglo pasado (1983-2000) respecto a lo que va del siglo XXI (2001-2018), nos encontramos con una sorpresa. Tal como se aprecia en la siguiente figura las ciudades desde la Región del Maule al sur han registrado un aumento en la cantidad de veranos extremadamente cálidos.

Comparación entre el periodo de fines del siglo XX (1983-2000) y el siglo XXI (2001-2018). Se cuenta la cantidad de veranos extremadamente cálidos por estación meteorológica y se calcula el porcentaje respecto al periodo de 18 años.

Los cambios más notorios se aprecian en el sur. Ciudades como Temuco, Valdivia y Osorno pasaron de no haber registrado esta condición durante fines del siglo pasado, a registrar 7, 3 y 5 veranos cálidos durante el periodo 2001-2018, respectivamente. En porcentaje, implica que en los últimos 18 años un 39% de los veranos en la capital de La Araucanía han sido extremos cálidos, situación que alcanza un 28% de los últimos veranos en Osorno y Coyhaique. 

En Santiago se han mantenido igual la cantidad de veranos extremos cálidos en ambos periodos, mientras que la costa norte muestra una disminución: si a finales del siglo pasado se registró un 17% de veranos extremos en Arica, en los últimos 18 años no ha habido ninguno. Antofagasta, como se ve en la gráfica, pasó de 17 a 6% (equivalente a un solo verano).

En resumen, a nivel país este verano tuvo temperaturas máximas menos extremas en comparación con el verano 2017, por lo que nuestra percepción  de que ha sido más frío que el anterior es correcta. Sin embargo, las condiciones cálidas siguen dominando cada vez con mayor frecuencia los veranos de gran parte de nuestro país.

Nota: (1) Para determinar la categoría a nivel nacional de la temperatura máxima media del verano se utilizó un promedio de 18 estaciones meteorológicas, pertenecientes a la Dirección Meteorológica de Chile y que poseen datos continuos desde 1961 a la fecha.

Catalina Cortes

Meteoróloga. Perteneciente a la oficina de Servicios Climatológicos de la Dirección Meteorológica de Chile.

You may also like...

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *